2004

En 2004, decidimos montar nuestra primera exposición.

Nos transladamos a avenida Ancha de Castelar, 153. Nace Toldos López, tal y como se conoce actualmente.

El nuevo local contaba con una exposición en la entrada y con los talleres al fondo del negocio.

Desde la apertura de puertas de nuestra primera exposición, las ventas no hicieron más que crecer.

Este crecimiento influyó en la contratación de nuevo personal técnico y de administración, para poder dar sercio a nuestros clientes y poder atender así la gran demanda que había en estas fechas, previas a la crisis que estába a punto de venir.